HACE TIEMPO 

QUE ERES CRISTIANO?

1. Que significa ser cristiano?

La etimología de la palabra cristiano viene del griego,  de la palabra  con la que se designaba a los seguidores de Cristo. La Biblia nos muestra que fue en Antioquia donde se empezó a llamar a los seguidores de Jesucristo “Cristianos” (Hechos 11:26).

 

Hoy en día es muy común llamarse cristiano, pero realmente no todo el que se dice cristiano realmente lo es. Nos encontramos en la sección “hace tiempo que eres Cristiano”, por lo tanto si nosotros nos llamamos cristianos, ya sabemos el significado que esto implica, y por lo tanto deberíamos ser diferentes a los demás, pues ya no somos seguidores de nuestros deseos, sino seguidores de Jesucristo. Como tales debemos buscar agradarle, hacer su voluntad y seguir sus enseñanzas. Recordemos que por nuestros frutos conocerán que somos Cristianos (Mateo 7:16)

 

De aquí en adelante, vamos a exponer las bases bíblicas de los cristianos. Es un tema enfocado más que nada para nuevos cristianos, pero vale la pena leerlo y escudriñarlo, pues muchas veces no conocemos el verdadero significado de lo que implica llamarse cristiano. 

 

Cual es la voluntad de Jesucristo?

 

La voluntad de Jesucristo es la misma que la del Padre (Dios). Así lo declara Jesucristo en varias ocasiones en la Biblia (Juan 6:38 “…Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió….”). Por lo tanto, si nosotros queremos caminar en los caminos de Jesucristo, es imprescindible que le amemos. No podemos decir que somos cristianos si no amamos a Jesucristo y tampoco podemos decir que somos cristianos si no guardamos sus mandamientos. Estos dos factores tienen que ir dados de la mano como así lo indican los siguientes versículos:

 

Juan 14:15 

“Si me amáis, guardad mis mandamientos”

 

Juan 14:21

“El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama.”

 

Por lo tanto, el ser Cristiano no se queda simplemente en aquellas personas que con la boca confiesan que Jesucristo es Dios. Como tampoco lo son aquellos que confiesan que conocen la voluntad de Dios. Los cristianos son aquellos que confiesan con la boca y el corazón que Jesucristo es Dios (Romanos 10:9); son aquellos que no solamente son oidores de la voluntad de Dios, sino  hacedores de ella: 

 

Mateo 7:21

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”

 

Santiago 1:22

22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

 

Donde encontramos la voluntad de Dios/Jesucristo ?

 

Como hemos citado anteriormente, es vital para nosotros los cristianos saber cual es la voluntad de Dios, cuales son sus mandamientos, por qué camino quiere que vayamos, qué es lo que le agrada  y qué es lo que busca  de nosotros como  hijos suyos. La única manera que Dios nos dio para poder conocerle es  a través de la Biblia. De ahí la importancia de la lectura de la Biblia. 

 

Para un cristiano, la Biblia es como el alimento diario, es algo vital que necesitamos para poder vivir. Si queremos agradar a Dios debemos  conocerle mas, si queremos conocerle mas debemos leer la Biblia.

 

Desgraciadamente para muchos, la Biblia es un libro aburrido. Sin embargo la Biblia es el libro más fascinante que jamás haya podido existir. La Biblia nos muestra la personalidad de Dios, de Jesucristo y  del Espíritu Santo.  La Biblia nos llena, refleja la Justicia de Dios, nos ayuda a saber que es lo que no le agrada a Dios y lo más importante :ES PODER DE DIOS!. (SE RECOMIENDA LEER EL TEMA 3 “LA IMPORTANCIA DE CONOCER Y LEER LA BIBLIA”).

 

Estaremos pues condenados si no cumplimos la voluntad de Dios al 100%?

 

El que los Cristianos debemos de seguir la voluntad de Dios, no significa que seamos personas 100% sin pecado el resto de nuestras vidas, y que si cometemos pecado estamos condenados e iremos al infierno. Lo que sí significa ser Cristiano y lo que muestra que lo somos,  es el deseo de no querer pecar, de no querer hacer daño al Autor de la vida, de tener vergüenza de nuestro pecado, apartarnos de dicho pecado, orar a Dios para que nos aparte de la tentación, evitar lugares que nos puedan hacer pecar y por lo tanto alejarnos de Dios etc... Gracias a nuestro Señor, tenemos el Espíritu Santo que nos redarguye, convence de pecado y ayuda.

 

Cuando pecamos tenemos que llorar por nuestro pecado y arrepentirnos, tener ese sentimiento de contrición interior por haber dañado a Dios con nuestras acciones, pensamientos u ofensas (2 Corintios 7:9-10). Esto demuestra que tenemos al Espíritu Santo en nuestras vidas y no una vida en practica de pecado continuo (1 Juan 3:8-9). Es el Espíritu Santo quien  nos da convicción de pecado de justicia y de juicio (Juan 16: 7-11). El Señor nunca va a desechar a un pecador arrepentido,  Dios es misericordioso y perdona al arrepentido siempre!

 

1 Juan 1:7-9

7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

 

Salmos 51:17

 17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; 

    Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

 

Ahora bien, tenemos que tener cuidado en no caer en el común error de pensar que podemos pecar todo lo que queremos voluntariamente y mantenernos en una vida de practica de pecado. Esta manera de pensar o actuar, no  representa el significado y manera de vivir de un cristiano que sigue las enseñanzas de Jesucristo, que conoce su voluntad  y tiene comunión con El. 

 

Gálatas 5:16-17

 16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

 

Romanos 6:15-18

 15 ¿Qué, pues? Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera.

 16 ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

 

Judas 1:4

4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo

 

Ya no estamos mas sujetos al pecado, ahora el pecado (y las adicciones pecaminosas) pueden ser vencidos por Jesucristo, si no pensamos así, en vano murió Cristo!

 

Como tenemos comunión con Jesucristo?

 

Hemos mencionado antes la comunión con Jesucristo como algo muy importante que todo cristiano debe tener. Para este fin, aparte de la lectura de la Biblia, debemos orar y apartar un tiempo de nuestra “atareada” vida para nuestra oración personal. Se trata de un momento de ruego, de súplica, de poner nuestras cargas en  El y mas importante, un tiempo de comunión con El donde podemos hablarle con toda confianza y reverencia; con la llenura del Espíritu Santo (Hechos 2) y la santificación. 

 

La salvación es un regalo, la santificación también lo es; Jesucristo es real, es una persona y se convirtió en nuestra santidad y en nuestra justicia (1 Corintios 1:30). El Espíritu Santo muestra el carácter de Cristo en nosotros.

 

(Atención: El legalismo dice que la salvación se recibe por fe, pero la santificación se recibe por obras. La realidad es que tanto la salvación como la santificación se reciben por fe, acompañada de arrepentimiento y obediencia).

 

Aquí vamos a nombrar algunos de los puntos principales que muestran comunión con Jesucristo:

 

• Debemos tener un momento al día en el que nos apartamos para el Señor, un momento a solas en nuestro lugar secreto, sin interrupciones del exterior, con nuestra puerta cerrada, nuestro móvil/celular  y ordenador/computadora apagados: 

 

Mateo 6:6

 6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

 

Nota: Al principio de nuestra vida como cristianos, puede ser que piense que es difícil estar en un cuarto encerrado más de 15-20 minutos en oración, pero con la investidura del Espíritu Santo y colaborando con él,  es muy fácil. Lo más importante y lo que más le va agradar al Señor es que el tiempo que esté encerrado con El sea un tiempo sin distracción. No se preocupe, poco a poco aumentará su tiempo de oración. También recomendamos que en ese tiempo de oración pueda poner música de alabanza para alabar a Dios. Recuerde que tenemos que ver el  tiempo de la oración como ese momento de paz diario que es necesario y en el cual nos recreamos y no como una imposición.

 

• Además de nuestro tiempo diario apartado mencionado anteriormente, también debemos tener oración y comunión con Dios en todo momento (mientras conducimos, hacemos la comida, limpiamos, trabajamos etc.…) y sobre todo, hablar con el Espíritu Santo, que es algo que no se hace con frecuencia.

 

Efesios 6:18

18 Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

 

1 Tesalonicenses 5:17

17 Orad sin cesar;

 

Frutos de los Cristianos

 

Estos son algunos de los frutos que debemos rebosar como cristianos:

 

1. Amor.

2. Gozo.

3. Paz.

4. Paciencia.

5. Benignidad.

6. Bondad.

7. Fidelidad.

8. Mansedumbre.

9. Dominio propio.

10. Confesar que Jesucristo es Señor.

 

Creencias de los Cristianos

 

Estas son algunas creencias básicas que todos los cristianos debemos conocer y admitir:

 

1. Jesucristo es el Hijo de Dios.

2. Jesucristo es Dios.

3. Jesucristo murió en una cruz para redención de los pecados de la humanidad.

4. Jesucristo resucito al Tercer día.

5. Jesucristo es el camino, la verdad y la vida.

6. Nadie es salvo si no es por El. 

7. No hay otra religión, ni dios , ni dioses/as ni ningún otro medio ni nombre que nos dé salvación sino Jesucristo.

8. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son tres personas en una.

  

Conclusión

 

Una vez que ya sabemos los principios básicos del cristiano: fe en Jesucristo para salvación, el arrepentimiento de nuestros pecados, la obediencia a su palabra (1 Pedro 1 22) como muestra de nuestro amor por El y una vida en comunión con El y en Santidad (Hebreos 12:14), entonces procede que nosotros nos pongamos manos a la obra y sigamos adelante en el camino glorioso del Señor Jesucristo. 

 

Si evaluamos nuestra vida y no damos los frutos de un verdadero Cristiano, no hay que condenarse, simplemente hay que orar a Dios, buscarle en el lugar secreto, El nunca rechaza un corazón compungido y arrepentido. Sigamos los mandatos de Jesucristo y si aun no ha sido bautizado, vaya a su iglesia y pídale al pastor que le bautice como acto de obediencia a Jesucristo!.  

Nota: Esta es una pequeña explicación sobre el tema en cuestión. Si necesita explicación de algún versículo o tiene cualquier otra pregunta, por favor contáctenos y trataremos de  explicárselo gustosamente.  

LA VERDAD DE LA BIBLIA

"...Cristo en vosotros, las esperanza de gloria..."

2017 - The Truth of the Bible   
www.thetruthofthebible.org
www.laverdaddelabiblia.org
www.laveritedelabible.org
The Truth of the BIble Ministries
Los Angeles, California, USA

  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon

© 2017 - The Truth of the Bible - all rights reserved.